AstroReview

Ocular Baader Zoom Hyperion 8-24 Mark III, polivalente todo en uno

Uno de los oculares más utilizados en nuestras actividades y por el que se interesan muchos de nuestros clientes por su versatilidad es el Zoom Hyperion 8-24. La calidad de este ocular y su versatilidad a la hora de ofrecernos varias focales sin necesidad de andar cambiando de pieza óptica (y también el ahorro económico que supone comprar un ocular en vez de cinco) nos ha animado a escribir este artículo sobre las virtudes y defectos de este ocular.

Competencia

Dentro de la gama de oculares zoom que encontramos en el mercado el Baader Zoom Hyperion 8-24 Mark III, se encuentra en la gama intermedia de precios. Por debajo encontramos por ejemplo el zoom 7-21 TS de 1,25″ (unos 57€) y el Celestron zoom 8-24 (uno 85€) mientras que por encima tenemos el zoom Televue 8-24 también en 1,25″ (unos 250€).  No nombraremos oculares mucho más caros ya que entendemos que estos se encuentran orientados para un perfil de astrónomo mucho más especializado (y porque no estamos dispuestos a hipotecarnos para poder probarlos).

Virtudes

Estrenar un ocular es siempre motivo de alegría pero es que al comprar un Baader zoom Hyperion estamos comprando no solo un ocular polivalente en cuanto a focal sino que además podremos utilizarlo en un portaocular de 2″ acoplando un barrilete de 2″ que viene incluido. Es fantástico este detalle, porque al comprar un Hyperion podemos estar seguros de que estamos comprando una óptica para toda la vida.

El cuidado en los detalles se hace patente desde el momento en que miras la caja. En uno de los laterales viene un croquis con todos los accesorios que Baader tiene para este tipo de oculares: rosca M35, rosca M45, casquillo M43/T-2 para acoplamiento de cámaras en proyección ocular… pero lo mejor es cuando abres la caja y te encuentras la bolsita de cuero de Baader y la bolsita de gel de sílice. ¡Estos alemanes están en todo!

El ocular en si es una pieza sólida y robusta con una composición de 7 elementos, adaptada ergonómicamente para que sea fácil de manipular en la oscuridad. Nos ofrece un campo de 68º a 8mm de focal y 50º a 24mm y con su multitratamiento Phantom Group exclusivo de Baader ofrece una soberbia nitidez a lo largo de todo el campo de visión.

La observación a través de este ocular es muy cómoda, no produce fatiga visual ni viñeteo. El cambio de focal obviamente produce una pérdida de foco que tendremos que corregir con el enfocador del telescopio. Aunque el cambio de focal es gradual y muy suave, al alcanzar los 24, 20, 16, 12 y 8 milímetros se produce un pequeño “click” que nos permite encontrar fácilmente la posición y trabajar en total oscuridad.

Si desmontamos la anilla de goma (que también se gira en espiral para sobresalir y ofrecer una mayor distancia pupilar y comodidad en la observación) encontramos la rosca M54 para adaptar una cámara en proyección ocular.

Debilidades

Pero no todo es perfecto. Al tratarse de un ocular zoom y estar compuesto por partes móviles no podemos esperar de este ocular la misma calidad óptica que sus hermanos de focal fija. Así, sobre todo trabajando a 8mm algunas pequeñas aberraciones como el cromatismo y la curvatura de campo son ligeramente apreciables.

Otro aspecto negativo a la hora de su utilización es que resulta un poco incómodo apretar los tornillos de sujeción al portaocular debido a que es muy ancho de base. Afortunadamente al utilizar este ocular no solemos estar apretando y aflojando estas piezas a menudo.

Sus más de 400 gramos de peso son a tener en cuenta, sobre todo a la hora de equilibrar el conjunto del telescopio aunque tampoco es un precio excesivamente alto para oculares de alta gama.

Conclusión

En definitiva, estamos ante un ocular con muy buena relación calidad/precio y que nos permitirá con un único desembolso contenido disfrutar de diferentes focales con una calidad óptica más que suficiente para nuestro primer telescopio de iniciación. Posteriormente siempre podremos completar nuestro set de oculares con piezas de focal fija de igual o mayor calidad pero os podemos asegurar que este ocular zoom seguirá en vuestra maleta de material óptico por muchos años si al final decidís comprarlo.

Roberto Ferrero es monitor y socio fundador de AstroAfición

Share

Related Posts

No Comments

Leave a Reply