Efemérides

Las Gemínidas 2012, un año muy favorable

Las Gemínidas son una de las lluvias de estrellas más intensas del año, con una actividad bastante superior a la famosa lluvia de las Perseidas aunque resultan menos conocidas debido a las bajas temperaturas del mes de diciembre en el hemisferio norte. Las mejores noches para observar esta lluvia serán las de los días 13 y 14, que este año coinciden con la fase de Luna nueva, lo que las convierten en una de las lluvias más favorables de los últimos años. Además, caen parcialmente en fin de semana (las noches del jueves y el viernes son las más activas), lo que facilita su observación. La mayor actividad se espera para las 00.30 del 14 de diciembre hora española, cuando se alcanzará una THZ (Tasa Horaria Zenital) de 120, aunque durante toda la noche se pondrán observar abundantes estrellas fugaces. Pero no olvidemos que su actividad se extiende desde los días 7 al 17 de diciembre y cualquier noche puede sorprendernos algún inesperado bólido (estrellas fugaces muy luminosas, que superan el brillo aparente de Júpiter)

Además, cabe destacar que las Gemínidas no son una lluvia común puesto que no proceden de un cometa como el resto de lluvias, sino de un asteroide, el 1983 TB (Phaeton). ¿Cuál es la diferencia? Bien, cuando un cometa se aproxima al Sol, el intenso calor evapora el “hielo sucio” del cometa, lo que provoca eyecciones de partículas que se internan en el espacio interplanetario. Cuando estos minúsculos trozos del cometa entran en la atmósfera terrestre, viajando a más de 100.000 kilómetros por hora, se desintegran en un destello de luz brillante: un meteoro (o estrella fugaz). Los asteroides, en cambio, no eyectan partículas hacia el espacio puesto que son de constitución rocosa. Y aquí es donde yace el misterio, ¿de dónde provienen los meteoros de Phaethon? No se tiene una respuesta exacta pero se cree que el Phaeton es un cometa extinto que, tras múltiples acercamientos al Sol, se ha quedado reducido a un núcleo rocoso de unos 5km  de diámetro.

El radiante, que encontraremos en la constelación de Géminis (de ahí el nombre de Gemínidas), muy próxima a la constelación de Orión, estará a muy poca altura sobre el horizonte Este durante las primeras horas de la noche, por lo que las mejores fugaces se observarán a partir de la media noche, cuando el radiante alcance cierta altura en el cielo.

¿Qué necesitamos para ver las Gemínidas?

  • En primer lugar, necesitaremos alejarnos de núcleos de población o fuentes de contaminación lumínica. Por tanto, conviene salir al campo en busca de cielos estrellados. En la web www.turismoestelar.com puedes encontrar multitud de alojamientos, que destacan por a oscuridad de sus cielos y desde donde observar en condiciones ideales esta lluvia de estrellas.
  • El mejor equipo astronómico para esta ocasión será: una colchoneta, tumbona o algo para tumbarte en el suelo mirando hacia el cielo y nuestros ojos. 
  • Ropa de abrigo y mantas. Dadas las fechas en las que estamos, es importante consultar las previsiones meteorológicasy abrigarse muy muy bien. En este artículo encontrarás algunos consejos para protegerte del frío.
  • Bebida y comida. Frutos secos, chocolate, bebidas con cafeína o bebidas calientes nos ayudarán a mantenernos despiertos y entrar en calor.
  • Compañía. La observación en grupo es mucho más divertida y amena. Podéis pasar una agradable noche en el campo con familiares y amigos.
  • Si lo deseas también puedes intentar fotografiar la lluvia de estrellas. Simplemente necesitas una cámara réflex y programarla con un intervalómetro para que haga fotografías de manera automática de 30″ de forma constante a ISO 800 como mínimo.
  • Puedes dedicarte a contar las estrellas fugaces o a dibujar en un cuaderno sus trayectorias y brillo. Puedes enviar tus informes de observación a somyce.org

¿Dónde observar las estrellas fugaces en Madrid?

 En la Comunidad de Madrid tenemos todavía algunos cielos de calidad para la observación astronómica. La Sierra es el mejor lugar para ello, recomendamos especialmente la Sierra Norte o Noreste (por ejemplo la Sierra del Rincón). Aquí el urbanismo agresivo todavía no se ha desarrollado y quedan algunos lugares donde se puede ver el cielo con poca contaminación lumínica. En la zona sur recomendamos salir a la provincia de Toledo por la A4 pasado Aranjuez o también hacia la Sierra de Gredos por la A5.
cielo_sierra
A pesar de la contaminación lumínica de Madrid todavía se puede ver parcialmente la Vía Láctea desde la Sierra Norte.
¡Buenos cielos a todos!

Fundador y coordinador de AstroAfición. Desde 2009 me dedico de forma activa a la astronomía, impartiendo todo tipo de cursos y talleres.

Share

Related Posts

No Comments

Leave a Reply