Efemérides

Efemérides astronómicas: Julio 2016

Por fin llegó el verano. Aunque esto desde un punto de vista estrictamente astronómico no tiene porqué ser bueno ni malo tiene asociadas ventajas que no se nos escapan a ninguno; la principal es que pese a contar con menos horas de oscuridad estas suelen ser más aprovechables, ya que la temperatura y la estabilidad atmosférica juegan a nuestro favor.

En el lado contrario contamos con que las altas temperaturas pueden favorecer la formación de nubes de condensación, aunque estas suelen desaparecer al bajar la temperatura, y también provocan más turbulencia en la atmósfera, empeorando la calidad de la observación y los máximos aumentos con los que podemos observar. En cualquier caso yo soy de los que prefiero poder observar con un seeing pobre a no poder observar por tener el cielo lleno de nubes.

EL CIELO DEL MES

Las características del cielo de este mes son bastante parecidas a las del mes anterior, con la ventaja de que algunas de las zonas más interesantes, como las constelaciones de Escorpión y Sagitario y la zona central de la Vía Láctea, aparecerán antes por el horizonte.  

Los días más propicios para disfrutar de esta zona serán los de Luna Nueva, ya que la Luna Llena este mes se encontrará justo encima de Sagitario, por lo que su brillo impedirá disfrutar de la Vía Láctea y los objetos que allí se sitúan.

Podéis localizar estas dos constelaciones en dirección sur comenzando a buscar desde el horizonte, ya que no ganan mucha altura en el cielo.

Entre los cúmulos globulares, formados por cientos de miles de estrellas, en Escorpio podemos contemplar al más cercano a nuestro planeta, M4, muy cerca de la estrella Antares y a  M22 en la constelación de Sagitario. Pueden observarse con prismáticos, con aspecto de una bolita algodonosa de bordes difusos, aunque es con un telescopio donde revelan su impresionante belleza.

También podemos encontrar algún cúmulo abierto, como M25 en Sagitario y M6 y M7 a la izquierda de Escorpión.

Al encontrarnos mirando hacia el núcleo de nuestra galaxia podemos encontrar gran cantidad de nebulosas, como la nebulosa de emisión M8, también conocida como nebulosa del lago o de la laguna, según qué fuentes consultemos, y que en cielos muy oscuros puede llegar a apreciarse a simple vista. Su brillo se debe al hidrógeno ionizado (HII) por las calientes estrellas que se están formando en su interior. Asociada a la nebulosa podemos observar el cúmulo abierto NGC 6530, con una característica forma que muestra una ligera concentración hacia su zona central. Aunque coincida visualmente con la nebulosa se encuentra por delante de ella, por lo que sus estrellas no guardan relación con la ionización del gas de M8.

Un poco por encima de esta última encontramos M20, la Nebulosa de Trífida, que combina zonas de emisión con otras de reflexión. Presenta en su interior densas zonas de polvo que ocultan la luz y la dividen visualmente en tres lóbulos, lo que ha dado lugar a su nombre.

Sugerencias de observación en Escorpión y Sagitario

Sugerencias de observación en Escorpión y Sagitario

 

Utilizando unos prismáticos de potencia moderada como pueden ser unos 15×70 es posible contemplar ambas nebulosas a la vez, ofreciendo un espectáculo difícil de olvidar. Os adjuntamos una simulación para que os hagáis una mejor ideo, pero recordad que con cantidades pequeñas de luz nuestros ojos sólo perciben el brillo, así que olvidaros de verlo con estos colores. 😉

Aspecto de M8 y M20 a través de prismáticos 17x50

Tamaño relativo de M8 y M20 a través de prismáticos 17×50

 

Por descontado el cielo de verano presenta muchos más objetos interesantes, como ya contamos el mes anterior, igualmente os animamos a consultar el completo artículo que publicamos el año pasado por estas fechas en el que se explica con detalle el cielo de verano.

VISIBILIDAD PLANETARIA.

Mercurio podrá observarse brevemente justo antes de la salida del Sol, mientras que Venus transita tan cerca de él que queda enmascarado por éste.

De Oeste a Este podemos encontrar a Júpiter, Marte y Saturno, que se moverán por las constelaciones de Leo, Libra y Escorpión respectivamente.

Júpiter estará presente en el cielo desde el atardecer y será visible durante la primera quincena hasta la medianoche.

Marte y Saturno todavía nos van a regalar unas horas más de observación, pero irán desapareciendo cada vez más pronto por el horizonte Oeste conforme se aproxime el final del mes, momento en que a las dos de la madrugada ya sólo podremos ver a Saturno, bastante bajo en el horizonte.

Os adjuntamos las curvas de visibilidad  de estos tres planetas para que podáis programar con más detalle su observación; en ellas podéis ver que Saturno es el único que alcanza su máxima altura durante la noche, así como que las mejores condiciones de observación,  indicadas en las gráficas con una franja de color negro, se concentran en la primera semana al no tener Luna durante toda la noche.

Curvas de visibilidad de Marte, Júpiter y Saturno en julio de 2016

Curvas de visibilidad de Marte, Júpiter y Saturno en julio de 2016

Urano y Neptuno serán visibles en las horas previas al amanecer.

LLUVIAS DE METEOROS

Desde el punto de vista de las lluvias de estrellas julio es un mes bastante interesante, al buen tiempo que suele acompañar se une el nutrido grupo de lluvias de estrellas que podemos observar, que además va a coincidir con buenas condiciones de observación puesto que sus máximos se concentran en los últimos días del mes y cercanos a la fase de Luna nueva del 2 de agosto.

  • Pisicis Austrínidas. Con actividad entre el 15 de Julio y el 10 de Agosto. El máximo previsto el 28 de julio con THZ 5 y el radiante situado en Piscis Australis. Meteoros lentos de color amarillento y ocasionalmente brillantes.
  • Alfa Capricórnidas. Actividad entre el 3 de julio y el 15 de agosto, máximo el 30 de julio, con THZ 5. Radiante en Capricornio. Produce meteoros muy lentos de tonos azules y verdes.
  • Delta Acuáridas Sur. Activa desde el 12 de julio al 23 de agosto, con máximo el 30 de julio y THZ 16. Radiante en Acuario.

EFEMÉRIDES

Viernes 1 de julio. Luna en el perigeo.

Lunes 4 de julio. Luna nueva. Tierra en el afelio (Distancia heliocéntrica: 1.01675 U.A.).

La Sonda Juno llega a la órbita de Júpiter.

Jueves 7 de julio. Mercurio en conjunción superior.

Lunes 11 de julio. Venus en el perihelio.

Martes 12 de julio. Luna en cuarto creciente.

Miércoles 13 de julio. Luna en el apogeo. Distancia geocéntrica: 404269 Km

Jueves 14 de julio. Conjunción Marte-Luna

Sábado 16 de julio. Conjunción Mercurio-Venus

Martes 19 de julio. Luna llena.

Sábado 23 de julio. Conjunción Neptuno-Luna

Martes 26 de julio. Conjunción Urano-Luna. Luna en cuarto menguante.

Miércoles 27 de julio. Luna en el perigeo. Distancia geocéntrica: 369662 Km.

Jueves 28 de julio. Máximo de la lluvia de meteoros Piscis Austrínidas.

Sábado 30 de julio. Máximo de las lluvias de meteoros Delta Acuáridas Sur y Alfa Capricórnidas.

Con esto terminamos el mes, no os perdáis la entrada de Agosto, en la que os hablaremos, entre otras cosas, de las famosas Perseidas y una bonita conjunción de Marte con su némesis. Os dejamos una pista (tan-tan-tan, música de suspense).

Felices vacaciones.

Interesado en astronomía y cualquier cosa relacionada con el espacio y la ciencia en general, ya sea real o ficción. Me encanta enredar con casi cualquier cosa que se enchufe y tenga luces y botones.
Eterno aprendiz de fotógrafo.

Share

Related Posts

No Comments

Leave a Reply