Browsing Category

Material

Complementos Tutoriales

Qué es el Dibujo Astronómico: tutoriales y ejemplos

Las primeras observaciones son siempre muy emocionantes. Uno empieza a descubrir, poco a poco, y no sin esfuerzo, un nuevo mundo a través del telescopio. Ver por primera vez una nebulosa, encontrar la primera galaxia, descubrir los anillos de Saturno o sumergirse en los innumerables cráteres lunares, despiertan sensaciones en toda persona que se asoma por primera vez a un telescopio. Tanta es la emoción, que es habitual querer guardar un recuerdo y se recurre muchas veces a tomar notas o retratar en un dibujo lo que se ha observado. También se recurre muchas veces a la fotografía y se intenta capturar en imágenes todo aquello que se observa, ya sea con un simple móvil o con una cámara más avanzada. Sin embargo, las primeras fotos son muy complicadas y el resultado suele dejar una sensación agridulce, ya que esas primeras astrofotografías no llegan al nivel que uno podría esperar.

m20-dibujo-astronomico-leonor-hernandez

Así pues, mucha gente recurre al lápiz y papel para guardar un recuerdo de sus primeras observaciones. Pero el dibujo astronómico no es solo para los principiantes en la astronomía, hasta los observadores más avanzados recurren al dibujo astronómico para registrar sus observaciones. Y es que dibujar es una forma de sacar el máximo partido a las observaciones y no limitarnos a poner el ojo en el ocular unos pocos segundos. Cuando intentamos dibujar un objeto tenemos que fijarnos en multitud de detalles: el campo de estrellas alrededor del objeto, su distribución e intensidad lumínica, las posibles alineaciones, espacios vacíos, formas, etc. En definitiva, al elaborar un dibujo astronómico estamos realizando una observación pormenorizada. Así, los objetos no solo quedan grabados en el papel, sino también en nuestra memoria.

¿Cómo hacer los primeros dibujos astronómicos?

No hace falta ser un artista o un virtuoso del carboncillo para realizar los primeros dibujos astronómicos. El dibujo astronómico no requiere grandes medios ni técnicas complejas, por lo que cualquier persona puede hacer sus primeros dibujos. El dibujo podrá quedar más o menos bonito sobre el papel, pero conviene recordar que el principal objetivo del dibujo astronómico es apoyar la observación astronómica y ayudar a generar un recuerdo de lo observado.

Ocultación de Aldebarán por la Luna. Leonor Ana Hernández

Ocultación de Aldebarán por la Luna. Leonor Ana Hernández

En internet se pueden encontrar numerosos tutoriales de dibujo astronómico, desde los más básicos para iniciarse en este mundillo hasta los más complejos que profundizan en elaboradas técnicas de dibujo y revelado digital. A continuación encontraréis una serie de enlaces útiles para comenzar a dar los primeros pasos en el dibujo astronómico.

Libro: Dibujo Astronómico, por Leonor Ana Hernández

Sin duda, uno de los mayores referentes del dibujo astronómico en España es nuestra amiga y compañera Leonor Ana Hernández. La pasión de Leo por la astronomía es contagiosa y esto se refleja, no solo en sus textos sino también en sus dibujos. Su habilidad y la atención que presta a cada detalle, hace que sus dibujos sean sencillamente impresionantes, llegando a convertir el dibujo astronómico en un auténtico arte.

El primer libro en español sobre Dibujo Astronómico. Por Leonor Ana Hernández

El primer libro en español sobre Dibujo Astronómico. Por Leonor Ana Hernández

En septiembre de 2016, Leo publicó el libro Dibujo Astronómico, el primero en español sobre esta temática. Sus páginas descubren las claves para una óptima observación visual y propone principalmente al dibujo astronómico como herramienta fundamental para aprender a observar. El libro se puede encontrar en librerías especializadas, tiendas de astronomía o incluso en Amazon.

Fundador y coordinador de AstroAfición. Desde 2009 me dedico de forma activa a la astronomía, impartiendo todo tipo de cursos y talleres.

Share

AstroReview Consejos Material

Sistemas de alimentación para la montura del telescopio (baterías)

goto-nexstarCada vez son más los telescopios que cuentan con un sistema computerizado (GoTo) para ayudarnos en la localización de cualquier astro. Es indiscutible la gran ventaja que esto supone para los aficionados a la astronomía, especialmente para los principiantes que quieren comenzar observando todo tipo de cúmulos, galaxias y nebulosas desde el primer día. Sin embargo, no hay que olvidar que este tipo de sistemas electrónicos requieren de una alimentación externa para poder funcionar. Y muchas veces no es tan sencillo puesto que usaremos el telescopio en el campo, lejos de tomas de corriente, y durante muchas horas o incluso varios días y no queremos quedarnos sin batería en mitad de la noche, ¿verdad?

En este artículo vamos a detallar las diferentes formas que existen para alimentar nuestro telescopio, tratando de analizar sus ventajas e inconvenientes. Pero, antes de nada…

¿Qué voltaje y amperaje necesita mi telescopio?

En general, la mayoría de las monturas de los mayores fabricantes de telescopios (Celestron, SkyWatcher, etc), funcionan a 12 Voltios y 2 Amperios. Es importante puntualizar, antes de lanzarnos a comprar un sistema de alimentación, que estos parámetros pueden variar en función del modelo y existen algunos telescopios que requieren mayor o menor voltaje o amperaje (p.ej. el famoso ETX70 necesita 9v). Conocer el voltaje y amperaje que necesita nuestro telescopio es de vital importancia, puesto que a una montura que trabaje a 12v podremos conectarle solo un sistema con una salida de 12v; si le conectamos menos, no funcionará, y si le damos más, la podremos “freír”.  Además, hay que señalar la importancia de que el sistema que utilicemos para cargar el telescopio sea fiable y nos ofrezca una corriente constante y que incorpore protección contra picos.

Una vez que sabemos esto, veamos qué sistemas existen para alimentar nuestro telescopio.

1. La opción más simple: A pilas

Muchos telescopios de iniciación con montura GoTo incorporan la posibilidad de alimentar la montura a pilas. Esta opción es la empleada por la mayoría de las personas al adquirir su primer telescopio. Puede ser útil para los primeros días pero, con el tiempo, deberemos pensar en otra solución. Las pilas, a la larga, serán la opción más cara, puesto que podremos gastar fácilmente un paquete de pilas al día y no tendremos ningún control sobre la carga restante, por lo que en cualquier momento podremos quedarnos sin batería. Sin duda, esta es la opción más sencilla de todas, pero también es la más incómoda y menos fiable.

Solo un consejo, si vas a utilizar pilas para el telescopio, hazte al menos con unas pilas recargables de calidad como éstas.

2. Para usarlo desde casa: Transformador de corrienteadaptador-corriente-telescopio

“Si el telescopio funciona a 12v y 2A no debería ser difícil encontrar un transformador” estarán pensando algunos. Es cierto, podéis conseguir un transformador de corriente estándar como éste para poder conectar la cámara a cualquier enchufe. Seguro que el propio fabricante también distribuye un adaptador similar pero bastante más caro. Esto es sin duda muy cómodo si estamos en casa o, como mucho, en el jardín. Pero no olvidemos que las salidas de observación son siempre al campo, donde difícilmente podremos encontrar un enchufe donde conectar la montura.

3. Para usarlo en el campo: Al mechero del coche

cable-a-encendedor-de-coche-celestronSi nos vamos al campo con el telescopio no tendremos enchufes a mano, pero seguro que sí tenemos el coche cerca y… ¡tachán!… la toma del mechero del coche nos ofrece justo una salida de 12v y 2A. ¡Problema solucionado! Con un cable de mechero podremos alimentar nuestro telescopio. Pero no tan rápido. Esta opción es útil para un momento puntual o una observación breve, pero es muy habitual que cuando recojamos el telescopio el coche no quiera arrancar. Y es que hay que tener mucho ojo con la batería del coche. Ni os imagináis a cuántos compañeros hemos visto quedarse sin batería en el coche por tener el telescopio enchufado al mechero. Por suerte, siempre hay alguien con unas pinzas para poder arrancar el coche. Pero, en cualquier caso, es una opción poco recomendable.

4. La opción más popular: Fuente de alimentación

Si no podemos depender del coche, tendremos que llevar con nosotros una fuente de alimentación independiente. De entre todas las que existen, la más popular es sin duda la PowerTank de Celestron. Esta pequeña batería cuenta con dos tomas de mechero, dos tomas USB, una luz roja de apoyo y una potente luz blanca (cosa que viene muy bien a la hora de recoger todo el equipo y comprobar que no se nos ha caído nada). Y puede ofrecer salidas de 3, 6, 9 y 12v para distintos telescopios o accesorios. Además, con sus 7 Ah nos permitirá disfrutar de toda una noche de observación sin preocuparnos de la batería. Pero no te olvides de cargarla al llegar a casa para tenerla lista para la próxima salida. Normalmente ronda los 120€ en tiendas.powertank-celestron

Sin embargo, la opción más popular entre los aficionados a la astronomía, es emplear un arrancador de coche. No es complicado encontrar una batería de coche con más capacidad y así ahorrarnos unos cuantos euros. Esta era la opción más extendida hasta hace poco entre los aficionados a la astronomía, pero no hay que olvidar que seguimos teniendo el engorro de andar cargando otro trasto de unos cuantos kilos que resulta molesto.

5. La mejor opción: Batería de litio externa

Pero si lo que queremos es una batería ligera y que nos permita más de una noche de observación, lo ideal son las baterías de litio externas. Estas baterías son similares a las ya populares baterías externas para el móvil, pero con más capacidad de carga. En Amazon podéis encontrar diversas baterías de litio, pero lo ideal es conseguir una de al menos 15.000mA (o 15A). Nosotros tenemos ésta en concreto de 20A que nos aguanta más de dos noches completas de observación, sin pérdida de carga y sin cables por el medio. Y lo mejor de todo, al pesar menos de 1 kg y ser pequeña (del tamaño de un ebook aproximadamente), podemos pegarla directamente al telescopio con un poco de velcro, de forma que nos evitamos tener cables por el medio o tropezar con ella. ¡Más cómodo imposible!

Nosotros utilizamos esta en nuestras salidas de observación. Por el mismo precio que la PowerTank de Celestron podéis tener una batería que pesa 4 veces menos y dura casi 3 veces más. Aquí tenéis el enlace a la batería en Amazon.bateria-externa

Fundador y coordinador de AstroAfición. Desde 2009 me dedico de forma activa a la astronomía, impartiendo todo tipo de cursos y talleres.

Share

Consejos Material Tutoriales

¿Cómo no pasar frío por la noche?

Es habitual durante una observación astronómica sentir frío. Los aficionados a la astronomía nos pasamos muchas horas al aire libre, en el campo y sin movernos demasiado. La temperatura puede bajar drásticamente durante la noche y sorprendernos incluso durante el verano. Durante estos años realizando cursos de astronomía hemos visto como mucha gente no venía bien preparada para no pasar frío durante la noche, mientras que los monitores de nos mantenemos a gusto incluso en los días más fríos del invierno.

Aunque en otra ocasión ya hicimos un extenso tutorial sobre qué ropa llevar a una observación astronómica, esta vez queremos compartir con vosotros nuestros mejores trucos para no pasar frío.

Calienta manos reutilizables

Las manos son siempre lo primero que se nos queda frío por la noche. Muchas veces los guantes no son suficientes o incluso pueden que necesitamos quitárnoslos para manipular algún tornillo o coger alguna cosa. Para recuperar la sensibilidad en los dedos y mantener calientes las manos lo mejor son los calienta manos reutilizables. Estas bolsitas contienen una disolución de acetato sodio en agua y una chapita de metal, que al “chascarla” con los dedos desencadena una reacción química que eleva la temperatura de la mezcla hasta unos 50º, solidificándose el líquido del interior. Nos pueden proporcionar unos 30 minutos de calor intenso. ¡Y lo mejor es que son reutilizables! Basta con meterlos en agua hirviendo durante cinco minutos para que el contenido se vuelva líquido de nuevo y estén listos para la próxima ocasión.

Sin duda, los mejores que hemos probado son estos de Amazon. Aunque también podéis encontrar otros más baratos pero duran bastante menos tiempo.

calientamanos

Unas buenas botas: Moon Bootsmoonboot

Tener los pies fríos incrementa, sin duda, nuestra sensación de incomodidad. Para ello es recomendable utilizar unas buenas botas de montaña y doble calcetín. Pero si hablamos de unas buenas botas para mantener los pies calientes no podemos sino recomendaros las Moon Boots originales. Estas botas se hicieron famosas en los años 70 como botas de esquí, pero su peculiar aspectos y su gran calidad las han convertido en un objeto de deseo. Son impermeables y están forradas por dentro de una espuma que nos ayudará a mantener el calor incluso en las condiciones más adversas.

Las podéis encontrar en Amazon en todas las tallas y colores que os imaginéis.

Plantillas térmicas

Otra solución para mantener los pies calientes es utilizar unas plantillas calefactables. Son unas plantillas que se colocan en cualquier bota o zapato y que tienen una pequeña resistencia interior que nos permitirá mantener una buena temperatura y no sentir nada de frío. Hay que tener en cuenta que no emiten un calor excesivo (¡no queremos quemarnos los pies!), pero sí suficiente para estar cómodos durante unas 3 horas. Eso sí, lo importante para que nos duren muchas horas y nos arruinemos a base de pilas de un solo uso, es recomendable utilizar unas buenas pilas recargables como las famosas Eneloop de Panasonic. Con estas pilas y unas plantillas térmicas podremos alcanzar incluso 5 horas de comodidad si vas encendiendo y apagando las plantillas por intervalos.

plantillas térmicas

Durante las observaciones nosotros utilizamos concretamente éstas, que se pueden recortar para cualquier talla de pie desde un 36 a un 46, aunque también hay otros modelos quizá mejores como éste.

Por supuesto, esto no son más que accesorios que deberían complementar un buen equipo de ropa térmica y por sí solos no nos resolverán el problema, pero son el accesorio ideal para las frías noches de observación o incluso para regalar a cualquier aficionado a la astronomía. ¡Seguro que lo agradecerá!

Fundador y coordinador de AstroAfición. Desde 2009 me dedico de forma activa a la astronomía, impartiendo todo tipo de cursos y talleres.

Share

AstroReview Complementos Material

Buscadores Telrad o QuickFinder

Ya en una ocasión os hablamos de los diferentes tipos de buscadores astronómicos que se pueden encontrar en el mercado. En esta ocasión vamos a centrarnos en uno de estos tipos, los buscadores 1x o “de punto rojo”. Estos buscadores proyectan una serie de imágenes/formas sobre un plástico transparente para realizar una visión directa del cielo a través de ellos. Resultan extremadamente útiles para realizar una primera aproximación rápida al objeto que estemos tratando de localizar ya que nos permiten mirar con los dos ojos abiertos y sin aumentos pero sabiendo en todo momento hacia donde apunta el telescopio. Tras esta primera aproximación se precisa el uso de un buscador óptico para terminar de afinar y colocar el objeto justo en el campo de visión. Es, por tanto, un complemento ideal para los buscadores ópticos.

 Buscadores Red dot

Aunque bajo esta denominación podemos englobar a todos los buscadores de los que vamos a hablar, se suele emplear el término buscador de punto rojo para aquellos que proyectan un punto/cruceta/círculo y que suelen ser suministrados con algunos telescopios de iniciación. Existen muy diversas opiniones pero, si tienes uno de estos, nuestra recomendación es que lo cambies lo antes posible por uno óptico, ya que suelen ser muy imprecisos y su uso resulta frustrante.

Buscador Telrad

El Telrad proyecta unos círculos graduados de 2º, 1º y 0,5º que nos facilitarán la búsqueda. Estos círculos nos ayudarán a tener una referencia clara y, en ayuda de unas buenas cartas celestes, serán la mejor herramienta para aproximarnos al objeto, aunque insistimos en que será necesario un buscador óptico para terminar de afinar nuestra búsqueda. Viene junto con una cubierta que protege de la humedad y, a la vez, permite la visión cenital gracias a un pequeño espejo.

Se instala fácilmente en (casi) cualquier telescopio mediante una base que puede ir atornillada o fijada con un adhesivo (incluido) y son especialmente útiles en telescopios dobson o altacimutales sin GoTo. Su colimación resulta muy fácil gracias a tres tornillos instalados en la parte trasera del buscador. Funcionan mediante dos pilas AA.

Su precio ronda los 65€ y es fácil encontrarlo en tiendas especializadas de astronomía. Además también se comercializan alzadores de 5 y 10cm, para que su uso sea más cómodo con determinados telescopios.

Buscador Quick Finder (Rigel Systems)

El Quick Finder es un buscador muy similar al Telrad aunque tiene la ventaja de ser algo más ligero, compacto y un poco más económico. Proyecta unos círculos de 2º y 0,5º con una función de encendido intermitente.

Se instala mediante una base con adhesivo en el telescopio mediante una base con adhesivo y emplea una pila de botón. Para colimarlo se emplean tres tornillos instalados en la parte trasera del buscador.

Su precio ronda los 55€ es fácil encontrarlo en tiendas especializadas de astronomía. En este caso, al tener un diseño vertical, no se requieren alzadores.

Fundador y coordinador de AstroAfición. Desde 2009 me dedico de forma activa a la astronomía, impartiendo todo tipo de cursos y talleres.

Share