Browsing Category

AstroReview

AstroReview Complementos Material

Buscadores Telrad o QuickFinder

Ya en una ocasión os hablamos de los diferentes tipos de buscadores astronómicos que se pueden encontrar en el mercado. En esta ocasión vamos a centrarnos en uno de estos tipos, los buscadores 1x o “de punto rojo”. Estos buscadores proyectan una serie de imágenes/formas sobre un plástico transparente para realizar una visión directa del cielo a través de ellos. Resultan extremadamente útiles para realizar una primera aproximación rápida al objeto que estemos tratando de localizar ya que nos permiten mirar con los dos ojos abiertos y sin aumentos pero sabiendo en todo momento hacia donde apunta el telescopio. Tras esta primera aproximación se precisa el uso de un buscador óptico para terminar de afinar y colocar el objeto justo en el campo de visión. Es, por tanto, un complemento ideal para los buscadores ópticos.

 Buscadores Red dot

Aunque bajo esta denominación podemos englobar a todos los buscadores de los que vamos a hablar, se suele emplear el término buscador de punto rojo para aquellos que proyectan un punto/cruceta/círculo y que suelen ser suministrados con algunos telescopios de iniciación. Existen muy diversas opiniones pero, si tienes uno de estos, nuestra recomendación es que lo cambies lo antes posible por uno óptico, ya que suelen ser muy imprecisos y su uso resulta frustrante.

Buscador Telrad

El Telrad proyecta unos círculos graduados de 2º, 1º y 0,5º que nos facilitarán la búsqueda. Estos círculos nos ayudarán a tener una referencia clara y, en ayuda de unas buenas cartas celestes, serán la mejor herramienta para aproximarnos al objeto, aunque insistimos en que será necesario un buscador óptico para terminar de afinar nuestra búsqueda. Viene junto con una cubierta que protege de la humedad y, a la vez, permite la visión cenital gracias a un pequeño espejo.

Se instala fácilmente en (casi) cualquier telescopio mediante una base que puede ir atornillada o fijada con un adhesivo (incluido) y son especialmente útiles en telescopios dobson o altacimutales sin GoTo. Su colimación resulta muy fácil gracias a tres tornillos instalados en la parte trasera del buscador. Funcionan mediante dos pilas AA.

Su precio ronda los 65€ y es fácil encontrarlo en tiendas especializadas de astronomía. Además también se comercializan alzadores de 5 y 10cm, para que su uso sea más cómodo con determinados telescopios.

Buscador Quick Finder (Rigel Systems)

El Quick Finder es un buscador muy similar al Telrad aunque tiene la ventaja de ser algo más ligero, compacto y un poco más económico. Proyecta unos círculos de 2º y 0,5º con una función de encendido intermitente.

Se instala mediante una base con adhesivo en el telescopio mediante una base con adhesivo y emplea una pila de botón. Para colimarlo se emplean tres tornillos instalados en la parte trasera del buscador.

Su precio ronda los 55€ es fácil encontrarlo en tiendas especializadas de astronomía. En este caso, al tener un diseño vertical, no se requieren alzadores.

Fundador y coordinador de AstroAfición. Desde 2009 me dedico de forma activa a la astronomía, impartiendo todo tipo de cursos y talleres.

Share

Astrofotografía AstroReview

Backyard EOS

Hoy queremos hablaros de un programa que os facilitará enormemente la gestión de vuestra cámara Canon EOS si hacéis uso de ella en astrofotografía o queréis realizar timelapses.

Backyard EOS es un software disponible para Windows que por tan solo 30$ (la versión estándar) ofrece interesantísimas funciones. A parte de la gestión de la cámara y un potentísimo intervalómetro que nos permitirá programar disparos de diferente velocidad, ISO, pausas, etc… el programa incorpora una función de ayuda al enfoque muy útil si tu cámara no dispone de LiveView, otra función para capturar vídeos de imágenes lunares y planetarias, y asistencia al alineado a la polar. El programa, totalmente pensado para uso astrofotográfico incorpora una función de “visión nocturna” que vuelve de color rojo todos los indicadores. No obstante también podemos descargar la utilidad gratuita Backyard Red que viene con el programa y que hace lo propio con todo el escritorio de windows. Muy util para prescindir de los celofanes rojos sobre la pantalla.

Durante las pruebas que hemos realizado con BackyardEOS lo que más nos ha sorprendido ha sido la gestión de nombres de los ficheros. En la configuración del programa simplemente tenemos que indicar el nombre de la carpeta donde vamos a guardar los ficheros y después el programa en función de si estamos obteniendo lights, flats, darks o biass los alamacenará en una carpeta correspondiente asignando a los ficheros un nombre basado en el nombre elegido para el objeto, el ISO, la fecha y hora y la temperatura del sensor de la cámara. Esto último es muy útil para aplicar los darks correspondientes a nuestras imágenes en el proceso posterior de tratamiento digital y también para aprovechar “darks enlatados” de otras sesiones con similar temperatura ambiente que podemos utilizar para promediar.

Interesante también es la función Eclipse Framing que nos permite superponer una imagen cualquiera sobre la última imagen obtenida y aplicar una transparencia para conseguir el mismo encuadre y poder seguir haciendo capturas de un objeto de otra noche, por ejemplo, o bien ayudarnos a realizar un mosaico de una zona del cielo.

Otro punto fuerte de este programa es que es capaz de hablar con el software de autoguiado PHDGuiding y habilitar la función de “dithering”, moviendo brevemente la montura entre toma y toma para que los pixeles muertos no queden siempre en el mismo sitio. Esta opción nos permitirá obtener imágenes más nítidas en el procesado posterior.

La captura de video, si bien es una función interesante no es novedosa y ya podíamos realizarla con algunos programas gratuitos. Hay que tener en cuenta que el sensor de las cámaras EOS no es el más adecuado para la fotografía planetaria y no conseguiremos los mismos resultados de resolución y sensibilidad de una CCD pero puede ser suficiente para iniciarnos en el mundo de la astrofotografía planetaria. El programa es capaz de capturar un video AVI con diferentes niveles de sensibilidad del sensor.

Muy relacionado con la captura de video tenemos el asistente al enfoque. En las pruebas que hemos realizado la verdad es que nos ha costado un poco hacernos con él y no hemos conseguido los mismos resultados que al utilizar una máscara de enfoque. Creemos que puede ser un buen complemento para estas máscaras pero difícilmente puede sustituirlas. Un visor con números grandes nos ayudará a encontrar la mayor puntualidad de las estrellas que se consigue únicamente con un correcto enfoque. No desesperéis al enfocar y dedicadle el tiempo que sea necesario, de un buen enfoque depende una buena fotografía.

Por último, la opción de asistencia al alineado puede ser útil si no utilizamos tubo guía pero en ningún caso puede ser rival para los programas de asistencia al alineado a la polar que incorporan algunos programas específicos y que utilizamos con las cámaras de guiado.

En definitiva, creemos que Backyard EOS es un buen complemento para vuestro equipo de astrofotografía, que mejora notablemente la funcionalidad de las Canon EOS utilities que vienen con la cámara en la caja. Por solo 8$ más podemos hacernos con la opción con soporte ASCOM que nos permitirá interconectar el programa con un autoenfocador (seguramente aquí tendrá más juego la función de enfoque automático del programa) o con el propio telescopio.

Si deseas aprender más sobre el mundo de la astrofotografía en AstroAfición organizamos cursos de iniciación para todos los niveles.  Consulta nuestro calendario de actividades.

Roberto Ferrero es monitor y socio fundador de AstroAfición

Share

AstroReview

Ocular Baader Zoom Hyperion 8-24 Mark III, polivalente todo en uno

Uno de los oculares más utilizados en nuestras actividades y por el que se interesan muchos de nuestros clientes por su versatilidad es el Zoom Hyperion 8-24. La calidad de este ocular y su versatilidad a la hora de ofrecernos varias focales sin necesidad de andar cambiando de pieza óptica (y también el ahorro económico que supone comprar un ocular en vez de cinco) nos ha animado a escribir este artículo sobre las virtudes y defectos de este ocular.

Competencia

Dentro de la gama de oculares zoom que encontramos en el mercado el Baader Zoom Hyperion 8-24 Mark III, se encuentra en la gama intermedia de precios. Por debajo encontramos por ejemplo el zoom 7-21 TS de 1,25″ (unos 57€) y el Celestron zoom 8-24 (uno 85€) mientras que por encima tenemos el zoom Televue 8-24 también en 1,25″ (unos 250€).  No nombraremos oculares mucho más caros ya que entendemos que estos se encuentran orientados para un perfil de astrónomo mucho más especializado (y porque no estamos dispuestos a hipotecarnos para poder probarlos).

Virtudes

Estrenar un ocular es siempre motivo de alegría pero es que al comprar un Baader zoom Hyperion estamos comprando no solo un ocular polivalente en cuanto a focal sino que además podremos utilizarlo en un portaocular de 2″ acoplando un barrilete de 2″ que viene incluido. Es fantástico este detalle, porque al comprar un Hyperion podemos estar seguros de que estamos comprando una óptica para toda la vida.

El cuidado en los detalles se hace patente desde el momento en que miras la caja. En uno de los laterales viene un croquis con todos los accesorios que Baader tiene para este tipo de oculares: rosca M35, rosca M45, casquillo M43/T-2 para acoplamiento de cámaras en proyección ocular… pero lo mejor es cuando abres la caja y te encuentras la bolsita de cuero de Baader y la bolsita de gel de sílice. ¡Estos alemanes están en todo!

El ocular en si es una pieza sólida y robusta con una composición de 7 elementos, adaptada ergonómicamente para que sea fácil de manipular en la oscuridad. Nos ofrece un campo de 68º a 8mm de focal y 50º a 24mm y con su multitratamiento Phantom Group exclusivo de Baader ofrece una soberbia nitidez a lo largo de todo el campo de visión.

La observación a través de este ocular es muy cómoda, no produce fatiga visual ni viñeteo. El cambio de focal obviamente produce una pérdida de foco que tendremos que corregir con el enfocador del telescopio. Aunque el cambio de focal es gradual y muy suave, al alcanzar los 24, 20, 16, 12 y 8 milímetros se produce un pequeño “click” que nos permite encontrar fácilmente la posición y trabajar en total oscuridad.

Si desmontamos la anilla de goma (que también se gira en espiral para sobresalir y ofrecer una mayor distancia pupilar y comodidad en la observación) encontramos la rosca M54 para adaptar una cámara en proyección ocular.

Debilidades

Pero no todo es perfecto. Al tratarse de un ocular zoom y estar compuesto por partes móviles no podemos esperar de este ocular la misma calidad óptica que sus hermanos de focal fija. Así, sobre todo trabajando a 8mm algunas pequeñas aberraciones como el cromatismo y la curvatura de campo son ligeramente apreciables.

Otro aspecto negativo a la hora de su utilización es que resulta un poco incómodo apretar los tornillos de sujeción al portaocular debido a que es muy ancho de base. Afortunadamente al utilizar este ocular no solemos estar apretando y aflojando estas piezas a menudo.

Sus más de 400 gramos de peso son a tener en cuenta, sobre todo a la hora de equilibrar el conjunto del telescopio aunque tampoco es un precio excesivamente alto para oculares de alta gama.

Conclusión

En definitiva, estamos ante un ocular con muy buena relación calidad/precio y que nos permitirá con un único desembolso contenido disfrutar de diferentes focales con una calidad óptica más que suficiente para nuestro primer telescopio de iniciación. Posteriormente siempre podremos completar nuestro set de oculares con piezas de focal fija de igual o mayor calidad pero os podemos asegurar que este ocular zoom seguirá en vuestra maleta de material óptico por muchos años si al final decidís comprarlo.

Roberto Ferrero es monitor y socio fundador de AstroAfición

Share

AstroReview Complementos Material

Software astronómico: Planetarios Virtuales

Hoy en día podemos encontrar en internet multitud de programas astronómicos que nos servirán no sólo a mover el telescopio desde el ordenador o perfeccionar nuestras técnicas de fotografía, sino que nos ayudarán a aprender astronomía. Pero además de aprender cómodamente desde nuestro ordenador nos resultarán muy útiles cuando salgamos al campo a observar. Estamos hablando de los Planetarios Virtuales. Existen gran cantidad de planetarios virtuales y no hay dos iguales, cada uno tiene su peculiaridad. Algunos de los más conocidos son:

– Stellarium. Es un programa gratuito multiplataforma de código abierto, capaz de mostrar el cielo tal como se vería a simple vista, con binoculares o telescopio. Además, nos permite avanzar o retroceder en el tiempo y contemplar el cielo tal como se veía hace miles de años o cómo se verá dentro de miles de años. Con una interfaz sencilla y muy atractiva, este programa resulta imprescindible para todos los que quieran sumergirse en el mundo de la astronomía. Con él podemos aprender a reconocer las estrellas, los planetas y las constelaciones y descubrir dónde se encuentran nebulosas, galaxias y cúmulos. Pero no se queda ahí, también nos muestra los tránsitos de las lunas de Júpiter y se le pueden incorporar las trayectorias de algunos satélites. También ofrece la posibilidad de controlar el telescopio a través de ASCOM pero eso ya merece otro artículo.

Página oficial: http://www.stellarium.org/es/

– Cartes du Ciel. Es un programa gratuito de código abierto para Linux y Windows. Como el anterior, es un programa de planetario muy completo, quizá algo más completo en cuanto a utilidades prácticas pero menos atractivo visualmente y mucho más complicado de manejar. Consta de un mayor número de catálogos estelares y más opciones relacionadas con el control del telescopio a través de ASCOM. Además, tiene la opción de visualizar el campo de visión de hasta 10 oculares, lo que permite preparar al detalle nuestras observaciones y nos facilita la elección de oculares a la hora de observar un determinado objeto. También muestra la posición de planetas, asteroides y cometas.

Página web: http://www.ap-i.net/skychart/

– Celestia. Programa gratuito multiplataforma. A diferencia de los anteriores, Celestia propone un más que interesante viaje por el universo en tres dimensiones tanto para los más aficionados a la astronomía como para aquellos que no lo son tanto. El programa simula el espacio desde cualquier planetas de nuestro Sistema Solar o incluso más allá. Con él podrás realizar viajes entre planetas y observar el cielo desde una perspectiva diferente. Entre las principales características de Celestia destaca el zoom exponencial para facilitar el transporte de un lugar a otro, simulación de vuelo real a varias velocidades, función de localización automática, etc. Un programa muy entretenido e ilustrativo, aunque poco útil para aprender a conocer nuestro cielo.

Página oficial (inglés): http://www.shatters.net/celestia/

– Google Sky. Programa similar a Google Earth que te permite recorrer el espacio y visualizar imágenes de estrellas, nebulosas, galaxias, etc… Con la nueva versión no hace falta instalar ningún programa y puedes disfrutar de él directamente desde la web. Esta herramienta combina fotografías de satélites y telescopios con el potente motor de búsqueda de Google. Una buena oportunidad para dar un paseo por el espacio, eso sí, más vale que tengas una buena conexión a internet.

Página oficial: http://www.google.com/intl/es_es/sky/

Todos estas herramientas son gratuitas para el ordenador aunque también existen planetarios de pago como el famoso Starry Night. Y tú, ¿conoces algún otro? ¿los has probado ya?

Si lo que te interesa es tenerlo en el móvil, mira estas apps para android y para iphone.

Fundador y coordinador de AstroAfición. Desde 2009 me dedico de forma activa a la astronomía, impartiendo todo tipo de cursos y talleres.

Share