Browsing Category

Complementos

Complementos Material

Tipos de Buscadores para telescopios

En otra ocasión os hablábamos de los tipos de telescopios y de los tipos de monturas que existen pero no comentamos nada sobre otra pieza fundamental a la hora de usar un telescopio, su buscador. No conseguiremos ver nada con el mejor telescopio del mundo sin un buen buscador. Como el propio nombre indica, el buscador es un accesorio que nos ayudará a encontrar los objetos celestes de forma fácil. Existen básicamente dos tipos: buscadores ópticos y los llamados buscadores de punto rojo (“red dot” en inglés).

Diversos buscadores para un telescopio

Buscadores ópticos

Son, en realidad, pequeños telescopios que se sitúan encima del tubo principal y que ofrecen un campo mucho más amplio que éste, lo que facilita la búsqueda de objetos. Llevan una cruceta marcada en la lente, lo que nos permite situar justo el objeto en el centro del campo. En algunos modelos esta cruceta puede iluminarse, lo cual es útil si estamos usando el telescopio en cielos absolutamente oscuros, ya que nos será difícil ver los hilos negros que la forman en total oscuridad.

Buscadores 6×30 y 8×50 rectos

Existen varios tamaños para estos buscadores: los más comunes, que vienen con la mayoría de telescopios de iniciación, son los 6×30 (recordemos: el 6 es el número de aumentos, y el 30 es el diámetro de la lente en milímetros); luego encontramos los 8×50 (o sus versiones similares 7×50 o 9×50), algo más grandes y más luminosos, un poquito más pesados y mucho más útiles a la hora de encontrar objetos. Y es que, si intentamos localizar una débil galaxia con un 6×30 es probable que no la puedas llegar a ver pero con un 8×50 sí. También podréis ver, en ocasiones, buscadores 6×24 o similares, que suelen acompañar a telescopios muy básicos que son más bien telescopios de juguete. Si ves un telescopios que venga con un 6×24, ¡huye!

Dentro de los buscadores ópticos encontramos dos tipos: los rectos y los acodados. La diferencia fundamental es que los buscadores rectos ofrecen una imagen invertida (lo de arriba, abajo) y los acodados no. En la mayoría de los casos esto no es un problema puesto que en el espacio no existe arriba ni abajo pero hay personas que se defienden mejor con los acodados. La ventaja más importante que ofrecen éstos, es que en telescopios tipo dobson no hace falta adquirir posturas extrañas y dañinas para las dolidas espaldas de los aficionados a la astronomía a la hora de mirar por el buscador.

Buscadores de Punto Rojo

Buscador de punto rojo avanzado

Los buscadores de punto rojo son pequeños aparatos que proyectan un punto rojo sobre un cristal. Estos buscadores no ofrecen aumentos, por lo que -en general- son más imprecisos. En realidad, no siempre proyectan un punto rojo sino que también pueden proyectar una cruz o incluso una serie de círculos graduados como hacen los telrad. Vamos a verlo!

Muchas veces este tipo de buscadores de punto rojo acompañan a los telescopios más sencillos (p.ej. Serie Astromaster de Celestron) aunque también vienen con telescopios bastante más avanzados (p.ej. Serie dobsons LightBridge de Meade). En general es complicado mirar a través de ellos, ya que según donde te coloques, el punto rojo apunta a distintos sitios (cuestiones de paralaje…) y suelen desmotivar y cabrear a los nuevos aficionados que estrenan telescopio. Así pues, a poca gente le resultan cómodos y es de los primeros accesorios a cambiar.

Telrad

En cambio, existe una variante de este tipo de buscadores, los telrad, que sí son muy cómodos y útiles. Estos buscadores proyectan una serie de círculos graduados (de 1/2, 2 y 4 grados de diámetro) que nos ayudarán a encontrar objetos muy débiles usando como referencia otras estrellas que se encuentren a esa distancia, por ejemplo. Estos buscadores son usados como un complemento al buscador óptico, a modo de aproximación. Se fijan al telescopio de forma diferente y son algo difíciles de encontrar en tiendas.

 

Colimar el buscador

Tengamos el buscador que tengamos, es imprescindible calibrarlo para que apunte exactamente al mismo sitio que está apuntando el telescopio (si cada uno apunta donde quiere, no tendría sentido el uso del buscador!). A esto se le llama colimar el buscador y es un proceso muy sencillo, aunque las primeras veces puede llevar unos minutos y es aconsejable hacerlo de día.

En el caso de los buscadores ópticos, vienen con tres tornillos (o dos tornillos y un muelle) que nos permiten regular la presión y, por tanto, la orientación del buscador. Las primeras veces es aconsejable hacer esto de día y apuntando a algún objeto lejano como una torre de alta tensión, el campanario del pueblo, etc. El proceso es lógico y sencillo: primero deberemos mirar por el telescopio y conseguir que apunte a un determinado sitio (cuanto más pequeño y preciso sea lo que hemos elegido, mejor), deberemos frenar la montura para evitar que se mueva e ir moviendo los tornillos mientras miramos por el buscador hasta que veamos lo mismo que por el telescopio. Deberemos colimar el buscador en cada observación, incluso deberíamos revisar la colimación a mitad de la noche. Con la práctica esto se hace en unos segundos y con una estrella cualquiera.

En el caso de los buscadores de punto rojo, tienen diferentes métodos para colimarlo pero la teoría es la misma. Normalmente necesitaremos un destornillador para apretar un tornillo que nos moverá el punto rojo proyectado aunque en algunos se puede hacer con la mano. ¡No olvides llevar pilas de repuesto para estos buscadores!

 

Fundador y coordinador de AstroAfición. Desde 2009 me dedico de forma activa a la astronomía, impartiendo todo tipo de cursos y talleres.

Share

AstroReview Complementos

Pesas de precisión para pequeños telescopios (PST, Lunt, etc…)

Contrapesas de 0,5 y 1Kg

Los poseedores de pequeños telescopios como el PST de Coronado o el Lunt se encuentran habitualmente con el problema de no disponer de pesas inferiores a los 2Kg en el mercado con el que poder equilibrar la montura. Un mal equilibrado de nuestro equipo puede suponer un desgaste acelerado de la mecánica y un sobreesfuerzo para los motores  por lo que no estamos ante un problema banal.

Pequeña pesa de 1Kg de Astromer

Astromer, empresa Española de fabricación de accesorios para monturas y telescopios dispone de unas pequeñas pesas utilizadas en su novedoso sistema Duoscope que por su reducido peso son perfectas para contrapesar un telescopio de pequeñas dimensiones. Así, con una sencilla pesa de 1Kg obtendremos un equilibrado perfecto de nuestro PST Coronado sobre una montura CG5-GT por tan solo 32€.

Las pesas están fabricadas en acero cromado y nos sorprenderán por su cuidadoso acabado y reducidas dimensiones. Astromer también dispone de pesas de 0,5 y 2Kg. A la hora de elegir la pesa es importante tener en cuenta  el diámetro de la barra de nuestra montura (18 o 20mm).

Con un telescopio y una pesa tan livianos la CG5-GT se mueve ágilmente y sin esfuerzos, no encontraremos saltos ni apreciaremos torsiones en el equipo ya que estaremos utilizando un sistema que se adapta perfectamente al peso de nuestro telescopio.  La precisión del seguimiento Solar era perfecta y los integrantes de AstroAfición pudimos disfrutar de una sesión de observación solar muy gratificante, aprovechamos incluso para realizar algunas fotografías del Sol.

Observación solar con el Coronado PST

El Sol a través del PST

Puedes contactar con Astromer en su página web www.astromer.com , por e-mail en info@astromer.com o en el teléfono 963 211 282.

Roberto Ferrero es monitor y socio fundador de AstroAfición

Share

Complementos Curiosidades Material

Cálcula los tránsitos de Júpiter y Saturno

Hace unos días comentamos qué se iba a producir un tránsito en Júpiter, pero… ¿cómo supimos la hora y el día exactos?

En primer lugar, un tránsito es un fenómeno astronómico durante el cual un astro pasa por delante de otro más grande, bloqueando en cierta medida su visión. Existen distintos tipos de tránsitos como por ejemplo los tránsitos de Venus -cuando Venus pasa por delante del Sol-, los de Mercurio -cuando Mercurio pasa por delante del Sol- o los tránsitos planetarios en sistemas extrasolares, gracias a los cuales se detecta la existencia de planetas. Lo más conocidos y consultados por los astrónomos aficionados son los tránsitos de Júpiter, puesto que son bastante cómunes pero no dejan de ser muy llamativos. Por contra, en el caso de Venus o Mercurio son fenómenos muy poco frecuentes y en el caso de los extrasolares, son realmente difíciles de “observar” con medios de aficionado.

Sabemos que Júpiter tiene cuatro lunas visibles con cualquier telescopio de aficionado, sus cuatro satélites galileanos: Ío, Europa, Calisto y Ganímedes -reciben este nombre porque Galileo los observó por primera vez en 1609 con su simple telescopio de 30mm-. Estas lunas orbitan alrededor del planeta con un periodo de pocos días, aunque sólo podremos ver un tránsito cuando el satélite pase por delante (y no por detrás) y si en ese momento Júpiter es visible en el cielo. Esto hace que podamos observar un tránsito en Júpiter de forma bastante frecuente, aunque no todos los días ni todas las semanas será posible. Cuando uno de estos satélites pasa por delante del Júpiter proyecta su sombra sobre él y con nuestros telescopios podemos llegar a ver el satélite y su sombra recorrer pausadamente todo el planeta.

Tránsito en Júpiter. Foto: Peter Edwards

Bien, ya nos sabemos la teoría pero vamos a lo importante, ¿cómo sabemos cuando suceden estos fenómenos? Es sencillo, aunque varias formas. En general, cualquier software planetario (Stellarium, Cartes du Ciel, etc) nos predice estos tránsitos. Lo malo es que esta forma de consultarlo es bastante incómoda y puede no ser totalmente exacta. En cambio, existe una aplicación que podemos utilizar a través de nuestro navegador (sin tener que descargar ni instalar nada) y que nos muestra, en cualquier fecha y a cualquier hora, la posición de los satélites de Júpiter. Esta aplicación ha sido desarrollada por la revista estadounidense Sky & Telescope.

La misma aplicación existe también para Saturno, aunque en este planeta no se producen normalmente tránsitos. Esto es debido a que el eje de rotación de Saturno se encuentra inclinado respecto a nosotros, lo que provoca que, desde nuestra posición, no veamos pasar las lunas justo por delante del disco del planeta. Sin embargo, en algunas ocasiones sí que se pueden observar tránsitos en saturno, aunque esta situación se produce cada varios años, cuando los anillos de Saturno se encuentran casi de canto vistos desde la Tierra. Además, las lunas de Saturno son menos brillantes y con telescopios de aficionados podemos ver dos, tres o como mucho cuatro.

Cuando alguno de los satélites pasa por detrás del planeta se denomina “ocultación”.

Agenda-de-actividades

Fundador y coordinador de AstroAfición. Desde 2009 me dedico de forma activa a la astronomía, impartiendo todo tipo de cursos y talleres.

Share

Complementos Material Tutoriales

Cómo usar un planisferio celeste

Un planisferio es un mapa de estrellas que nos permite saber qué aspecto tiene el cielo en una fecha determinada.

Para usarlo correctamente debemos hacer girar la plantilla móvil, que tiene un indicador horario, hasta que coincida con la plantilla fija, que tiene un calendario marcado en el borde. La hora tenemos que expresarla en Tiempo Universal (en España esto es una hora menos en invierno y dos horas menos en verano con respecto al horario local).

Existen planisferios para diferentes latitudes, por lo que es muy importante que el planisferio que usemos sea para la latitud en la que nos encontramos. Por ejemplo, el planisferio de la ilustración –51ºN– sería inservible en España (un planisferio para 40º de latitud es el indicado para usar en nuestro país).

Planisferio celeste cómo se usa

Una vez que tengamos ajustada la fecha y la hora en las escalas del planisferio nos situaremos mirando al Norte, con el planisferio en alto y colocando las indicaciones Este y Oeste apuntando hacia los respectivos puntos cardinales. La imagen que veremos representada en el planisferio coincidirá con la posición real de todas las estrellas del cielo.

El agujero central marca la posición “aproximada” de la Estrella Polar, que coincide con el Polor Norte celeste, lo que hace que la posición en el cielo de la Estrella Polar sea fija y todas las demás estrellas del hemisferio Norte recorran trayectorias circulares concéntricas a su alrededor. En el hemisferio Sur no existe una estrella de referencia tan clara, pero sí un importante asterimo muy fácil de reconocer, la Cruz del Sur, que nos indicará de forma aproximada la posición del polo Sur celeste y el resto de estrellas girarán en círculos concéntricos a su alrededor.

Si quieres el tuyo (para España), puedes conseguirlo en Amazon por solo 6€.

Agenda-de-actividades astronomía

Roberto Ferrero es monitor y socio fundador de AstroAfición

Share