Browsing Category

Tutoriales

Consejos Tutoriales

Cartas Celestes

Las cartas celestes son nuestro “mapa de carreteras” del cielo. Con ellas conseguimos orientarnos en el firmamento y nos ayudan a reconocer las constelaciones en nuestros primeros pasos en el mundo de la astronomía y, lo más importante, nos ayudan a encontrar objetos con el telescopio. En un nivel más avanzado serán un imprescindible compañero de viaje ya que nos ayudarán en la búsqueda de objetos a observar.

triatlasA

Triatlas A, Osa Mayor

Existen infinidad de cartas celestes. Nosotros os recomendamos las siguientes:

Nivel Iniciación

SFA Start Charts: ideal para un nivel de iniciación con prismáticos o pequeños telescopios. Muy básico y fácil de usar. Tan sólo 4 páginas.

Begginers Star Atlas: algo más completo que el anterior (6 páginas) pero también a un nivel muy básico.

Nivel avanzado

Triatlas A: en nuestra opinión, el más recomendado para todos los niveles. Es manejable (25 páginas) y con un nivel suficiente de detalle para pasar cientos de horas observando. Estrellas hasta magnitud 9.

También existen un Triatlas B: el siguiente nivel de este atlas con unas ya poco manejables 90 páginas con estrellas hasta magnitud 11; y un Triatlas C: una locura de 661 páginas con estrellas de hasta magnitud 13.

Taki’s Star Atlas: 12 cartas en tamaño A3 con una curiosa forma de presentarlo. Estrellas hasta magnitud 8,5.

Además de estos podéis encontrar por internet atlas más específicos para observación con prismáticos, sólo de estrellas dobles, sólo del catálogo Messier, etc. Como último consejo, os recomendamos imprimirlo en papel grueso a máxima calidad para que se puede leer bien por la noche y encuadernarlo o bien utilizar un portafolios transparente y liso para evitar la humedad. Y por supuesto, ¡no olvidéis vuestra linterna roja!

Fundador y coordinador de AstroAfición. Desde 2009 me dedico de forma activa a la astronomía, impartiendo todo tipo de cursos y talleres.

Share

Curiosidades Tutoriales

Las Constelaciones

Todos hemos oído hablar en alguna ocasión de las constelaciones más conocidas. Nombres como la Osa Mayor, Orión, Casiopea no nos son desconocidos, al igual que las famosas constelaciones zodiacales como Tauro, Sagitario, Escorpio, etc. Pero… ¿sabemos, en realidad, qué son las constelaciones? 

Antiguamente, una constelación era un grupo de estrellas unidas por líneas imaginarias que formaban una figura, normalmente un animal o personaje mitológico. Sin embargo, si somos estrictos, las constelaciones son algo más que eso. En 1927, la UAI (Unión Astronómica Internacional) dividió la esfera celeste en 88 sectores, y todas las estrellas que se encuentran dentro forman parte de esos sectores, denominados constelaciones. Aún así, los aficionados a la astronomía seguimos hablando de esas peculiares formas imaginarias y explicándoselas a los recién llegados.

Si vamos un poco más allá, descubriremos que las estrellas que forman estas figuras no están necesariamente relacionadas entre sí, pudiendo encontrarse a enormes distancias unas de otras. Simplemente, desde nuestra posición, y por una mera cuestión de perspectiva, las estrellas adquieren esas peculiares formas. Con la imagen se entenderá mucho mejor lo que estamos intentando explicar.

Diferentes culturas, diferentes constelaciones

Antes hemos mencionado algunos nombres de constelaciones, ¿se te pasan algunos otros por la cabeza? Venga, date un par de segundos y piensa en algunos… Depende de qué país seas y en qué hemisferio te encuentres, habrás mencionado unos u otros. Aquí, en España (y en general en Europa), tenemos una fuerte influencia del mundo griego y romano, pero también tenemos una importante influencia árabe y mesopotámica. Esto hace que “nuestras” constelaciones reciban nombres como los que hemos mencionado, mientras que en otras culturas y países estos nombres son diferentes e incluso las figuras pueden ser completamente distintos. Así pues, lo que aquí es la Osa Mayor, en EEUU es “el gran cazo” (the big dipper) y en la cultura asiática recibe el nombre de “el funcionario”, que representa a un alto gobernante sentado y a sus fieles caminando hacia él. El carro, el arado, la pata de buey, y un sinfín de nombres.

Constelaciones Zodiacales

Existen unas constelaciones muy conocidas que reciben el nombre de constelaciones zodiacales. El Zodiaco es la franja del cielo que se extiende ocho grados a ambos lados de la eclíptica (la eclíptica es la línea imaginaria que recorre el sol en un año) y proviene de la cultura griega y babilónica. Estas civilizaciones dividieron ese segmento de cielo en doce partes iguales, que se corresponden con las tradicionales constelaciones zodiacales. Estas constelaciones siguen siendo utilizadas en esa pseudo ciencia que es la astrología, aunque el cielo ha cambiado tanto a lo largo de miles de años que, a día de hoy, el Zodiaco estaría formado por 13 constelaciones. Esta constelación extra sería Ofiuco (el encantador de serpientes) y serían 14 si contásemos la constelación de la serpiente que lleva Ofiuco a su alrededor.

Por último, resulta evidente que para poder identificar correctamente las constelaciones es necesario poder ver las estrellas que conforman las figuras, por lo que es recomendable alejarse de las luces urbanas, aunque no es recomendable hacerlo desde un cielo muy oscuro puesto que la inmensa cantidad de estrellas visibles dificultará la tarea. Ayúdate de un planisferio o de alguna app para Iphone o Android. Encontrar constelaciones es un estímulo para cualquier principiante y resulta imprescindible para orientarse en el cielo.

Fundador y coordinador de AstroAfición. Desde 2009 me dedico de forma activa a la astronomía, impartiendo todo tipo de cursos y talleres.

Share

Tutoriales

Cómo montar un buscador. “¿Para qué vale la goma negra esa?”

A lo largo de los años hemos comprobado que hay un problema recurrente entre todos los aficionados que se compran su primer telescopio. Más allá de los problemas que puedan surgir con el montaje del telescopio, siempre hay una pieza que les sobra y no saben qué hacer con ella. Se trata de una goma negra circular, que viene enganchada en la pata del buscador y que en las instrucciones no pone qué hay que hacer con ella. Es una pieza que puede parecer absurda pero que tiene su función, y es una función importante. Ahora bien, hace unos días explicamos todo lo necesario sobre buscadores y ahora vamos a ver cómo montar un buscador óptico (un 6×30 en este caso) en cuatro sencillos pasos y para qué es esa maldita goma negra.

1. Piezas

Saca las piezas de la caja. Verás que tienes por un lado el tubo óptico y por otro el soporte con la correspondiente gomita.

2. La goma negra

Aquí está el único secreto en el montaje del buscador! Coloca la goma en la hendidura que encontrarás hacia la mitad del tubo óptico.

3. El soporte

Monta el buscador en el soporte. Colócalo metiendo la parte más fina del tubo primero hasta que la goma haga presión contra la boca del soporte. Esta goma hará que el buscador no tiemble durante las observaciones y se mantenga alineado.

4. El telescopio

Colócalo en la zapata que encontrarás en el telescopio y fíjala apretando el tornillo con la mano. Esta zapata (tipo vixen) la encontrarás en casi cualquier telescopio y te valdrá para casi cualquier otro buscador.

¡Y ya está! No tiene ningún misterio. Ten presente que la goma se desgasta rápidamente y es probable que se rompa al cabo de un tiempo. No te preocupes, en cualquier ferretería encontrarás algo similar.

Fundador y coordinador de AstroAfición. Desde 2009 me dedico de forma activa a la astronomía, impartiendo todo tipo de cursos y talleres.

Share

Consejos Curiosidades Tutoriales

Predicciones meteorológicas aplicadas a la Astronomía

Al planificar una observación astronómica uno de los factores determinantes es la meteorología. Podemos observar algo del cielo desde un sitio con contaminación lumínica, con un telescopio de mala calidad o incluso aunque sea todavía de día, pero si está nublado nuestra afición favorita es imposible de realizar. Por ello es importante que planifiquemos nuestras observaciones y consultemos las predicciones meteorológicas antes de pensar en salir con nuestros telescopios al campo.

¿Qué debemos tener en cuenta?

Las nubes impiden la observación astronómica

Los factores meteorológicos que tenemos que tener en cuenta para la práctica de la astronomía son los siguientes:

  • Nubosidad: Las nubes son el peor enemigo del astrónomo. Da lo mismo que sean nubes densas que una fina película de nubosidad a gran altitud. Para una correcta observación astronómica necesitamos cielos despejados o al menos grandes claros.
  • Humedad: Las gotitas de agua en el aire distorsionan la imagen y producen desagradables efectos ópticos tales como halos. Además, a cota de observación se deposita sobre nuestro telescopio en forma de rocío y puede empañar las ópticas, impidiendo la observación. También es muy incómoda para el observador y perjudicial para la salud a bajas temperaturas. Es importante que llevemos ropa y calzado impermeable cuando hay humedad alta. No obstante hay quien comenta que para observación planetaria es beneficioso un poco de humedad en el aire ya que mejora el contraste de la imagen.
  • Temperatura: Cuanto más baja es la temperatura mayor es la estabilidad atmosférica y mejor calidad tiene la imagen que vemos por el ocular. Son especialmente importantes las corrientes de aire producidas por las diferencias de temperatura, por eso hay que tener en cuenta tanto la temperatura en cotas bajas como en altas.
  • Velocidad del viento: El viento a baja altitud es molesto porque produce vibraciones en el telescopio. A gran altitud el viento suele tener mayor velocidad y en ocasiones nos encontramos con “corrientes de chorro” o capas de la atmósfera que se mueven a gran velocidad. Esto es negativo para la observación ya que produce una imagen poco nítida. El “titilar” de las estrellas por la noche está ligado a este fenómeno.

Distorsión por mal seeing

  • Seeing:  El factor de seeing nos da una idea de la estabilidad atmosférica en una noche y un lugar dado, representando con I un valor de seeing perfecto y V como un valor pésimo (o el valor numérico 1 para pésimo y 5 para perfecto). Para mejorar el seeing podemos intentar desplazarnos a cotas más elevadas ya que al tener menos capas atmosféricas de por medio éstas afectarán menos a la observación.

Predicción meteorológica

Actualmente los servicios de predicción meteorológica son capaces de darnos una previsión a 24 horas vista bastante fiable y a 48 horas relativamente fiable. Más allá de las 48 horas el porcentaje de aciertos en estas predicciones van descendiendo drásticamente. Tenemos que tener en cuenta que una predicción meteorológica no deja de ser eso: una predicción, no es una garantía.

Para consultar las predicciones meteorológicas os indicamos algunos de los servicios que utilizamos antes de planificar una observación:

  • Meteoblue:  Para el aficionado astronómico es uno de los sitios obligatorios. Tan solo tenemos que seleccionar la localidad más próxima a nuestro lugar de observación y podremos consultar una detallada previsión meteorológica. Es muy recomendable consultar la opción “meteogram” que nos representa de un modo muy gráfico todas las variables meteorológicas que tenemos que tener en cuenta, incluyendo la altura de las nubes si las hubiera. Para finalizar, debemos ojear el lugar especialmente dedicado a los astrónomos, la ventana “sky” que nos da una predicción del seeing a 3 días vista.
  • El Tiempo: A nivel de predicción meteorológica gratuitos en España es uno de los sitios que ofrecen una información más fiable y completa. Además, también disponemos de apps para dispositivos móviles.
  • 7timer!: Es una web bastante completa que nos da también información del seeing y otros factores atmosféricos, la previsión es a 3 días vista. Hay que seleccionar sobre un mapa la localización y luego en la opción “Astro”

Por último unos consejos: Si véis un cielo cubierto pero en dos sitios de predicción meteorológica os dicen que se va a despejar animaros siempre a salir, porque en un número muy alto de ocasiones el cielo se despeja por dificil que parezca según mi experiencia. Si dos sitios tienen previsiones diferentes consultad con un tercero, es posible que uno de ellos esté ofreciendo información obsoleta o erronea. Y por último, desmontad rápidamente vuestros telescopios ante cualquier riesgo de tormenta eléctrica en las proximidades.

Roberto Ferrero es monitor y socio fundador de AstroAfición

Share