Browsing Tag

Leónidas

Efemérides

Efemérides Astronómicas: Noviembre 2017

Hola de nuevo, tras un octubre tremendamente extraño en cuanto a meteorología se refiere nos adentramos en un nuevo mes. Ya se ha producido el cambio de horario invernal, por lo que podremos comenzar nuestras observaciones una hora antes.

En el cielo del mes de noviembre los protagonistas son los objetos que podemos encontrar en dos grandes mitos recogidos en las estrellas; el mito de Perseo del que ya os hemos hablado recientemente y el mito de Orión, que os contamos el otoño pasado y os invitamos a refrescar aquí.

Conforme avance el mes las constelaciones del mito de Perseo van a ir ganando altura respecto al horizonte, lo que va a favorecer mucho su observación. Merece especial atención al constelación de Andrómeda que a mediados de mes alcanzará el cénit entorno a la medianoche, lo que nos brindará la posibilidad de contemplar la galaxia de Andrómeda en las mejores condiciones posibles, ya que además coincide con el novilunio.

Por otro lado aunque la constelación de Orión ya es plenamente visible durante este mes todavía aparece bastante baja en el horizonte, por lo que durante la primera quincena será necesario esperar a la medianoche para poder disfrutar de las maravillas que esta constelación nos tiene preparadas.

VISIBILIDAD PLANETARIA

Como en meses anteriores comenzamos esta parte del post con la imagen de la posición que ocupan los planetas en el sistema solar a principios del mes. Recordad que es una simulación que no respeta escalas y es meramente orientativa.

Igualmente os incluimos las curvas de visibilidad del mes para que podáis planificar mejor vuestras observaciones.

Planetas del Sistema Solar en noviembre de 2017

Planetas del Sistema Solar en noviembre de 2017

 

Mercurio. Durante la primera quincena la cercanía al Sol del planeta va a impedir que podamos observarlo, ya que aunque permanece en el cielo después del ocaso está muy cerca del horizonte y oculto por la luz del atardecer. Conforme avanzamos hacia el final del mes será posible observarlo muy cerca del horizonte, al irse separando poco a poco del Sol hasta alcanzar su máxima distancia relativa desde el punto de vista de la Tierra el día 24 (máxima elongación este).

Venus. La situación de Venus es prácticamente la opuesta a la de Mercurio; a principios de mes podemos observarlo con facilidad aproximadamente hora y media antes del orto. Presenta una magnitud de -3.9, bastante cercana a su máximo brillo que ronda la magnitud -4.4. Conforme avance el mes irá retrasando su salida y situándose cada vez más cerca del Sol hacia su próxima conjunción superior en el mes de enero, por lo que a finales de noviembre quedará prácticamente oculto entre las luces del amanecer.

Marte. Su orto se producirá aproximadamente dos horas antes del amanecer, momento en el que será visible hasta quedar enmascarado por la luz del día.

Júpiter. El mes pasado despedimos a Júpiter persiguiendo al Sol y muy cerca de él lo que provocó que apenas pudiéramos disfrutarlo en la primera quincena. Afortunadamente en su movimiento aparente ya podemos encontrarlo por delante del Sol y podremos verlo al amanecer cada día un poquito más lejos de este, aún así tendremos que esperar algo más de una semana para que el brillo del Sol nos permita observarlo.

Saturno. Es el único planeta discernible a simple vista que podremos disfrutar al atardecer y ya durante poco tiempo pues se encuentra también cerca de su conjunción en el mes de diciembre, coincidiendo por pura casualidad con el solsticio de invierno. Habrá quien quiera ver en esta coincidencia alguna maravilla astrológica capaz de alterar de algún modo nuestras vidas, pero os prometemos que la mecánica orbital es ajena a ese tipo de estupideces.

Urano. Presente en el cielo desde el ocaso hasta prácticamente el amanecer podremos encontrarlo a bastante altura sobre el horizonte este al principio de la noche. Conforme avance el mes irá adelantando su ocaso hasta que este llegue a producirse cuatro horas y media antes del alba.

Neptuno. A principios de mes encontramos al planeta al atardecer bastante cerca de su paso por el meridiano, que se producirá tan sólo tres horas después del ocaso. Esta situación se irá adelantando hasta que a final de mes alcanzará su máxima altura tan sólo dos horas después del ocaso y desaparecerá por debajo del horizonte tan sólo una hora después de la medianoche en latitud 40ºN y horario central europeo invernal (CET)

 

Curvas de visibilidad planetaria en noviembre de 2017

Curvas de visibilidad planetaria en noviembre de 2017

 

CONJUNCIONES

13 de noviembre. Podemos encontrar a Venus y Júpiter a tan sólo 0,26º

15 de noviembre. Luna en conjunción con Marte 3.01º

17 de noviembre. Luna en conjunción con Júpiter 3,89º y Luna en conjunción con Venus 3,78º

20 de noviembre. Luna en conjunción con Mercurio 6,84º

21 de noviembre. Luna en conjunción con Saturno 2,98º

28 de noviembre. Mercurio en conjunción con Saturno.

 

COMETAS

Tras el máximo alcanzado el 14 de octubre por el cometa C/2017O1 (ASASSN) con magnitud 7.9 sigue siendo el objeto más fácil de observar en el hemisferio norte, ya que las predicciones indican que va a conservar magnitud 8.

Os adjuntamos la carta de localización para este mes.

Localización del cometa C/2017O1 (ASASSN) en noviembre de 2017

Localización del cometa C/2017O1 (ASASSN) en noviembre de 2017

 

LLUVIAS DE METEOROS

Durante este mes vamos a poder disfrutar cuatro lluvias de meteoros confirmadas.

Táuridas Norte: Originadas por el cometa Enke, son activas entre el 20 de octubre y el 10 de diciembre,  su máximo previsto es el 12 de noviembre. No son muy activas (THZ 5) pero son interesantes debido a su baja velocidad, que produce meteoros muy brillantes y fáciles de ver debido a su larga duración. Tienen el radiante en la constelación de Taurus.

Leónidas: Producidas por los restos del cometa Tempel-Tuttle, tienen actividad entre el 6 y el 30 de noviembre, con el máximo el día 17 y una THZ de 15, aunque cada 33 años, coincidiendo con el máximo acercamiento del cometa al Sol, pueden tener una actividad propia de tormentas de meteoros. Son meteoros rápidos, ya que la Tierra atraviesa el enjambre “de frente”, y muestran un color rojizo con estelas verdes persistentes. El radiante se encuentra en la constelación de Leo.

Alfa-Monocerótidas: Es una lluvia recientemente documentada de la que se conoce bastante poco. Tiene actividad entre el 15 y el 25 de noviembre, con el máximo el día 21. Su THZ es variable, aunque presenta una actividad bastante pobre, aunque ha producido dos explosiones meteóricas con THZ 400 en tan sólo unos minutos. El radiante se encuentra en la constelación de Monoceros.

Oriónidas de noviembre: Lluvia menor con THZ de 3, presentan actividad entre el 13 de noviembre y el 6 de diciembre, con el pico de actividad el 28 de noviembre. Son meteoros de velocidad media/alta con el radiante localizado en la parte superior de la constelación de Orión.

 

Lluvias de meteoros en noviembre de 2017

Lluvias de meteoros en noviembre de 2017

 

EFEMÉRIDES

 

3 de noviembre Urano a 4.63°N de la Luna. (Altura solar: -59.4°)
Luna llena (Distancia geocéntrica:364001 Km.)
6 de noviembre Luna en el perigeo. (Distancia geocéntrica: 361438 Km | Iluminación: 95.3%)
10 de noviembre Cuarto menguante (Distancia geocéntrica:375108 Km.)
13 de noviembre Venus a 0.26° de Júpiter. (Elongación mínima de los planetas: 13.8°
17 de noviembre Venus a 3.35° de la Luna. (Altura solar: 6.8°)
18 de noviembre Luna nueva (Distancia geocéntrica:402115 Km.)
20 de noviembre Mercurio a 6.15° de la Luna. (Altura solar: 29.2°
21 de noviembre Luna en el apogeo. (Distancia geocéntrica: 406132 Km | Iluminación: 9.7%)
22 de noviembre Neptuno estacionario. (Elongación: 101.1°
24 de noviembre Mercurio en máxima elongación este. (Elongación: 21.99°)
Máxima extensión iluminada de Mercurio. (EI: 21.7″^2 A.Fase: 76.14° Diam: 6.68″ Elo: 21.99° E V=-0.3
26 de noviembre Cuarto creciente (Distancia geocéntrica:393529 Km.)
27 de noviembre Ocultación de Neptuno por la Luna. DM: 1.172 Ilum: 55.5%

 

Interesado en astronomía y cualquier cosa relacionada con el espacio y la ciencia en general, ya sea real o ficción. Me encanta enredar con casi cualquier cosa que se enchufe y tenga luces y botones.
Eterno aprendiz de fotógrafo.

Share

Efemérides

Efemérides astronómicas: Noviembre 2016

Poco a poco nos encaminamos hacia el típico cielo de invierno, a continuación os traemos algunas sugerencias interesantes para este mes de noviembre, que las disfrutéis.

Durante el mes de noviembre las protagonistas seguirán siendo las constelaciones implicadas en el Mito de Perseo que ya os explicamos en el post de las efemérides de septiembre. La principal novedad de este mes es que la constelación de Orión comienza a verse a una hora razonable.
Orión, al igual que muchas otras constelaciones, también tiene un mito interesante que nos ayuda a recordar el nombre y relación de varias de ellas, así que vamos con él.

El mito de Orión.

En la mitología de la Grecia clásica describen a Orión como el hijo de Poseidón (dios del mar) y de Gea (diosa de la Tierra). Era un poderoso gigante capaz de cruzar los océanos sin que el agua le pasara más allá de los hombros. Orión, como todo héroe mitológico que se precie, se pasaba el día de acá para allá y terminó recalando en la isla de Quíos, donde se enamoró de Mérope, la hija del rey Enopión. No debemos confundir esta Mérope con una de las estrellas de las Pléyades, que representan a las hijas del titán Atlas y con la que sólo comparte el nombre.

Pero volvamos a Orión; Enopión accedió a conceder la mano de su hija a cambio de que Orión el cazador exterminara todas las alimañas que estaban arruinando las cosechas de la isla. Una vez acabado el trabajo, el monarca se negó a cumplir su palabra y se escondió tan profundamente que Orión no pudo encontrarle para vengarse de él. Esto le enfureció tanto que comenzó a matar de forma indiscriminada a cuanto animal se cruzaba en su camino, fueran salvajes y peligrosos o no.

Fue tal la magnitud de su cacería que su madre, como protectora del planeta, le rogó repetidamente que se calmara y abandonara esa actitud, a lo que Orión hizo caso omiso.

Un día en el que estaba presumiendo ante sus amigos de que no existía bestia en el mundo que no pudiera derrotar agotó la paciencia de su madre Gea, que le envió un escorpión venenoso. Orión ante el pequeño tamaño del animal se confió y no pudo esquivar la picadura del escorpión.

Cuando se dio cuenta de que su muerte estaba próxima suplicó a Zeus que lo situara en el cielo junto a su dos perros (las constelaciones de Canis Minor y Canis Major) y una liebre (la constelación de Lepus) para que los hombres al verlos en el cielo recordaran sus hazañas de cazador.

Como venganza también le pidió a Zeus el control del hielo, el viento y las tormentas para poder acosar con ellas a su madre Tierra.

Zeus se lo concedió y desde entonces cada vez que Orión comienza a asomar por el horizonte Gea se pone a temblar, ya que llega con él el invierno, junto a las lluvias, el frío y la nieve. Pero a cambio Zeus puso también en el cielo al escorpión, para recordarle eternamente el error de su exceso de confianza, aunque lo colocó en el lado opuesto del cielo, visible sólo en verano, para que no vuelvan a encontrarse nunca más.

El triángulo de invierno

Una vez conocemos a los protagonistas de la leyenda vamos a ver cómo encontrarlos en el cielo y cual es su aspecto real. Nos encontramos ante algunas de las constelaciones más fáciles de encontrar en el cielo, ya que sus asterismos forman figuras muy reconocibles.

A primeros de noviembre Orión ya es completamente visible a medianoche, todavía muy cerca del horizonte, aunque a finales de mes ya podremos contemplar todas las constelaciones que aparecen en el mito de Orión. Además algunas de sus estrellas forman el triángulo de invierno, uno de los asterismos más típicos de estas fechas.

Probablemente lo más sencillo de reconocer sea la constelación de Orión que presenta en su zona central tres estrellas muy juntas y con un brillo aparente parecido que forman una línea recta perfecta, se trata de Alnitak, Alnilam y Mintaka, que forman el cinturón de Orión.

Si prolongamos la línea imaginaria que forman en dirección noroeste llegaremos hasta una estrella de color rojizo, se trata de Aldebarán en la constelación de Tauro. Por el contrario si prolongamos el cinturón de Orión en dirección sureste llegaremos a Sirio, la estrella más brillante del cielo nocturno y sólo ocasionalmente superada en brillo por Venus, Júpiter y por supuesto la Luna.

Sirio, perteneciente a la constelación de Canis Major, es la primera de las estrellas de nuestro triángulo de invierno. Si volvemos nuestra vista a Orión no resultará difícil reparar en una estrella con un color más amarillento que las demás situado en lo que sería el hombro izquierdo desde nuestro punto de vista. Nos encontramos ante Betelgeuse, una estrella supergigante roja con un tamaño tal que si la colocamos en el lugar de nuestro Sol llegaría en su máximo tamaño (ya que es una estrella variable) hasta la órbita de Marte.

Betelgeuse es el segundo vértice de nuestro triángulo de invierno, que podemos completar con Procyon, en la constelación de Canis Minor, situada a la izquierda de Betelgeuse y fácil de localizar pues forma un triángulo equilátero casi perfecto con las otras dos.

Conviene aprender a reconocer este asterismo, ya que va a suponer la estructura central desde la que podremos dirigirnos a otras constelaciones y objetos del cielo de invierno.

Triángulo de invierno y constelaciones del mito de Orión

Triángulo de invierno y constelaciones del mito de Orión

 

A parte de las estrellas que forman la constelación de Orión los objetos más conocidos que alberga son las nebulosas de absorción y de reflexión M42 y M43, situadas en lo que se conoce como la espada de Orión, por debajo del cinturón y que a ojo desnudo se muestran como tres estrellas difusas. Son objetos asequibles a prismáticos de mediana potencia y hasta un modesto telescopio nos va a proporcionar una imagen difícil de olvidar. No puedo evitar compartir con vosotros la primera fotografía que le hemos hecho este año. Es una única toma de 60 segundos realizada con una cámara reflex y un telescopio newton de 200mm.

M42. Nebulosa de Orión

M42. Nebulosa de Orión

 

VISIBILIDAD PLANETARIA

Respecto a los planetas observables a simple vista Mercurio no será visible dada su cercanía al Sol,  Venus y Marte podrán ser observado al atardecer, aunque este último permanecerá en el cielo durante las primeras horas de la noche. Saturno sólo será visible brevemente al atardecer durante la primera semana y muy bajo en el horizonte, mientras que Júpiter sólo podrá observarse al amanecer.

Aquí tenéis disponibles las gráficas de visibilidad de dichos planetas generadas con Cartes du Ciel.

Visibilidad planetaria noviembre 2016

Visibilidad planetaria noviembre 2016

 

LLUVIAS DE METEOROS

Este mes podremos disfrutar de tres lluvias de meteoros.

Táuridas Norte: Originadas por el cometa Enke, son activas entre el 20 de octubre y el 10 de diciembre,  su máximo previsto es el 12 de noviembre. No son muy activas (THZ 5) pero son interesantes debido a su baja velocidad, que produce meteoros muy brillantes y fáciles de ver debido a su larga duración. Tienen el radiante en la constelación de Taurus.

Leónidas: Producidas por los restos del cometa Tempel-Tuttle, tienen actividad entre el 6 y el 30 de noviembre, con el máximo el día 17 y una THZ de 15, aunque cada 33 años, coincidiendo con el máximo acercamiento del cometa al Sol, pueden tener una actividad propia de tormentas de meteoros. Son meteoros rápidos, ya que la Tierra atraviesa el enjambre “de frente”, y muestran un color rojizo con estelas verdes persistentes. El radiante se encuentra en la constelación de Leo.

Alfa-Monocerótidas: Es una lluvia recientemente documentada de la que se conoce bastante poco. Tiene actividad entre el 15 y el 25 de noviembre, con el máximo el día 21. Su THZ es variable, aunque presenta una actividad bastante pobre, aunque ha producido dos explosiones meteóricas con THZ 400 en tan sólo unos minutos. El radiante se encuentra en la constelación de Monoceros.

Lluvias de meteoros noviembre 2016.

Lluvias de meteoros noviembre 2016.

 

CONJUNCIONES

Durante este mes no vamos a poder disfrutar de grandes aproximaciones de los planetas, tan sólo Mercurio y Saturno estarán a 3,4º los días 23 y 24, pero dicha conjunción quedará por debajo del horizonte.

No obstante la Luna y los planetas si nos van a ofrecer algunas imágenes fotogénicas.

El 2 de noviembre al atardecer podemos encontrar una bonita reunión formada por Venus, Saturno y una finísima Luna nueva.

Conjunción Venus-Saturno-Luna

Conjunción Venus-Saturno-Luna

El 11 de noviembre al atardecer los tres planetas visibles, Saturno, Venus y Marte, van a formar una línea recta con la Luna al final de ella.

Alineación planetaria

Alineación planetaria

Y para finalizar el mes el día 25 al amanecer podemos contemplar una atractiva estampa, formada por Júpiter y la Luna casi en el novilunio.

Conjunción Luna-Júpiter

Conjunción Luna-Júpiter

 

EFEMÉRIDES ASTRONÓMICAS

En parte por lo ya explicado antes este mes las efemérides astronómicas son bastante exiguas, os dejamos la tabla resumen a continuación. Disfrutad las noches de noviembre y no olvidéis abrigaros.

07/11/2016 19:51:05 TU Cuarto creciente (Distancia geocéntrica:386498 Km.)
09/11/2016 14:23:14 TU Ocultación de Neptuno por la Luna. DM: 0.979 Ilum: 68.6% Cont: – – – –
11/11/2016 14:59:57 TU Mercurio en el afelio. (Distancia heliocéntrica: 0.46670 U.A.)
14/11/2016 11:21:10 TU Luna en el perigeo. (Distancia geocéntrica: 356509 Km | Iluminación: 99.8%)
14/11/2016 13:52:04 TU Luna llena (Distancia geocéntrica:356520 Km.)
20/11/2016 02:20:20 TU Neptuno estacionario. (Elongación: 101.0°)
21/11/2016 08:33:12 TU Cuarto menguante (Distancia geocéntrica:388238 Km.)
23/11/2016 18:43:32 TU Mercurio a 3.44° de Saturno. (Elongación mínima de los planetas: 15.0°)
24/11/2016 00:37:11 TU Mercurio a 3.47°S de Saturno. (Elongación mínima de los planetas: 14.8°)
27/11/2016 20:08:15 TU Luna en el apogeo. (Distancia geocéntrica: 406554 Km | Iluminación: 2.7%)
29/11/2016 12:18:14 TU Luna nueva (Distancia geocéntrica:405614 Km.)

Interesado en astronomía y cualquier cosa relacionada con el espacio y la ciencia en general, ya sea real o ficción. Me encanta enredar con casi cualquier cosa que se enchufe y tenga luces y botones.
Eterno aprendiz de fotógrafo.

Share